Consumo en armonía con el planeta: el cambio verde (II)

Nos encontramos a las puertas de la nueva década bajo el reto de ser capaces de transformar la manera de relacionarnos con nuestro entorno y nuestro modelo de consumo, de ser capaces de vivir en mejor armonía con el planeta, y como muestra del cambio que se inicia seguimos mostrando nuestros casos creativos y únicos que pretenden demostrar que las pequeñas acciones pueden ser generadoras reales de cambio, ya sea a nivel particular como vimos anteriormente o a través de las empresas como veremos en el viaje de hoy. Aprovechando que nos encontramos en fechas navideñas, me gustaría comenzar con el caso de The Living Christmas Company, una empresa de Los Ángeles ofrece la opción de adoptar temporalmente un árbol de navidad real. Al contrario de lo que sucede con el resto de arboles, una vez terminadas las navidades, Scott (así se llama este arquitecto emprendedor) y su equipo recogen los árboles y se encargan de replantarlos y cuidarlos hasta el año siguiente. No es la primera empresa en alquilar arboles, pero sí es la primera que ofrece la opción de adoptar el árbol, permitiendo a los clientes disponer del mismo árbol año tras año, viéndolo crecer con la familia. Estos árboles están controlados con códigos de barras para que se puedan identificar y te lo llevan y recogen en la puerta de tu casa. Toda una lección de cómo crear lazos con la naturaleza de forma rentable y sostenible.Para fabricar las nuevas bolsas del gigante de la distribución alimentaria Tesco se utiliza el equivalente a  15 botellas de coca-cola. Y no las cobran a 10 céntimos como nuestro cercano Carrefour tras su última masiva campaña, que muchas bolsas hubiera pagado.  Se trata del llamado Green Retailing, concepto acuñado por la escuela de negocios EADA y Jos de Vries que defienden que contaminar menos significa también ahorrar costes y por tanto, mejorar resultados económicos. En esta línea, la empresa inglesa Sainsbury´s ha comprado una serie de camiones que funcionan con los mismos residuos que generan en las tiendas. Empresas españolas como Mercadona también están realizando acciones significativas para reducir su contaminación. De algún modo, se trata de devolver aquello que tomamos de la naturaleza. Ya lo dijimos en el anterior artículo, todo lo que producimos está destinado de a reciclarse de algún modo.

Y es que los distribuidores, por pequeños que sean, de forma agrupada tienen mucho poder sobre los productores para que las cosas cambien. La cadena de Singapur Nanyang Optical ha empezado una eco-conversión de su marca a través del cual van a vender en sus tiendas sólo aquellas marcas de gafas que sean  significativamente verdes. He aquí el ejemplo del atrevimiento y la voluntad de querer cambiar el mundo.

Utilizando el pensamiento lateral para darle la vuelta al concepto de vender en una tienda, la Carbord Store es una tienda fabricada íntegramente de cartón y materiales reciclados y reciclables ubicada en la zona alta de Melbourne, inspirada en las chabolas, cumpliendo el triple objetivo de llamar la atención de clientes, alertar sobre la pobreza y concienciar sobre el medio ambiente.  Nada mejor para terminar el año que invitar a la reflexión sobre el significado de estos tres propósitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s